El debut de Diego Maradona en Chascomús con la 9 en la espalda

hace 4 días     2020-03-25 03:34:28     Deportes 0

Después de haber jugado con la Mayor ante Hungría, le faltaba ser titular con la albiceleste. La oportunidad le llegó muy poco después en unas circunstancias llamativas.

: 66

 

Leé también Cómo convertir tu cara en emoji para Whatsapp

Es tan espectacular, tan única, la historia futbolera de Diego Maradona que todos los datos de sus comienzos son tan curiosos como interesantes. Apareció en la Primera de Argentinos Juniors el 20 de octubre de 1976 cuando tenía 15 años y le faltaban 10 días para cumplir los 16. Juan Carlos Montes, el DT, lo puso unos minutos contra Talleres (allí quedó para la historia su famoso caño a Cabrera) en reemplazo de Rubén Giacovetti, que por ese simple acto, también quedó en la historia. Fue titular luego contra Newell's (24 de octubre) y contra Ferro (31) Y reemplazó a Olivera contra Huracán de Comodoro. Era el Nacional de ese año. Pero la verdadera historia empezó el 14 de noviembre cuando entrando en la segunda parte por Rubén Giordano le marcó dos goles seguidos a San Lorenzo de Mar del Plata, como visitante, a los 43 y 45 minutos. Su aparición fue fulminante.

Este periodista tenía una sensación pendiente con ese personaje. Una semana antes de su debut en Argentinos (el 13 de octubre) la Selección Argentina de César Menotti​, continuando con su larga preparación para el Mundial 78, enfrentó a Perú en cancha de Vélez. En el partido preliminar jugaron unos juveniles conducidos por Ernesto Duchini, quien estaba viendo y eligiendo posibles integrantes para la Selección Juvenil Sub 19. En ese partidos se destacaron ampliamente dos zurdos atrevidos, gambeteadores, habilidosísimos, haciendo una sociedad fantástica: Diego Maradona, un "cebollita" ya con ruido en los mundos infantiles y Sergio Luna, 15 y 17 años, respectivamente.

Rápidamente llegó el debut en Primera de Diego. Pero la idea de la nota para Clarín era anterior, desde aquel preliminar del triunfo de Argentina ante Perú. Y por eso la realizamos en el siguiente entrenamiento de Argentinos, después de la goleada en Mar del Plata del 14 de noviembre. Y salió publicada el 17 de noviembre con un título "premonitorio", seguramente. "Un sueño de barrilete".

De Sergio Luna, que jugó esa sola temporada en Vélez, supimos de una carrera irregular en varios clubes de la Argentina hasta llegar a San Lorenzo, en 1983, y luego pasó al The Strongest de Bolivia donde se transformó en campeón, capitán e ídolo durante varios años.

Pero sigamos con la historia de Maradona. Fue tan explosivo su comienzo en los finales de ese año 1976 que febrero de 1977, sorpresivamente, César Menotti lo hizo debutar en la Selección Mayor en un amistoso contra Hungría. Entró a los 20 del segundo tiempo, por Luque, cuando el equipo ya ganaba 5 A 1, con tres goles de Bertoni y dos del propio Luque. Tenía 16 años. Y ahí comenzó a levantar su vuelo imparable. Pero seguía siendo un Juvenil.

Hasta que todo el trabajo de Ernesto Duchini en la búsqueda de talentos futboleros terminó en la formación de un equipo. Que con la supervisión de Menotti, la conducción de Rogelio Poncini, su ayudante, y el asesoramiento del propio Duchini comenzó los preparativos para la rueda clasificatoria de Venezuela para el Mundial de Túnez de 1977. Y aquí surge la nueva perla. Que también se celebra como aniversario.

El 23 de marzo de 1977 (hace 43 años) se produjo el debut como titular de Diego Maradona en la Selección. Y uno de los detalles más curiosos fue que ocurrió en Chascomús contra la Liga Chascomunense. Ese día, además, Diego usó la camiseta número 9, mientras que su compadre Luna llevó la 10. Se cuenta que la delegación llegó temprano al predio del Deportivo y, como la puerta estaba cerrada, Diego saltó la verja para abrir desde adentro.

Ese equipo mostraba unas caras después conocidas como las de Hugo Alves (campeón mundial juvenil con Diego en 1979), Jorge Olarticoechea (campeón del Mundo en la epopeya de 1986, con Bilardo como técnico y Diego como estrella celestial), el Patón Bauza, Víctor Ramos y Sergio Guerrieri. Era el comienzo de una era fenomenal del fútbol argentino (dos Mundiales consecutivos a pesar del cruel contexto de la brutal dictadura que imperaba).

La historia dice que Menotti terminó por no darle lugar a Diego en la nómina para el Mundial 78, al final campeón, pero proyectó su avance imparable para el colosal campeón Mundial Juvenil de Japón en 1979. Y después Diego Maradona siguió construyendo su genial historia. Incomparable.

Fuente: Clarin

⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone? ⚡


Compartir!

    Escribe tu primer comentario!