Riesgos de Conducir Bajo los Efectos del Alcohol

La pandemia de COVID-19 y su impacto social y económico han provocado ansiedad generalizada, depresión y otras reacciones psicológicas adversas que pueden incrementar las conductas adictivas, como el consumo de alcohol en este caso, lo que podría debilitar las respuestas inmunes y las capacidades de toma de decisiones, aumentando así la vulnerabilidad a la infección por COVID-19.

hace 1 meses     2020-09-22 00:10:50     Sociedad 0 : 187

 

Te puede interesar... Encontraron los restos del ARA San Juan, a un año de su desaparición

Asimismo, esta problemática en las personas ocasiona riesgos de sufrir un incidente vial y la probabilidad de padecer traumatismos graves o un desenlace mortal.

Tomar alcohol y conducir supone un riesgo tanto para el conductor como para los acompañantes y para el resto de los vehículos y peatones que comparten el trayecto.

El consumo de alcohol altera el sistema nervioso central (SNC) y produce cambios en la visión, en las funciones psicomotoras, en el comportamiento, en la conducta y, por lo tanto, en la capacidad para manejar.

Por tal motivo, es importante tener presente cuáles son los efectos que provoca en nuestro organismo y los peligros que supone durante la conducción para asumir el compromiso de cuidarnos.

Cabe consignar que la alcoholemia, es la cantidad de alcohol por litro de sangre en un individuo, si bien el límite es de 0,5 g/l, se debe tener en cuenta que concentraciones menores también aumentan el riesgo de posibles incidentes viales.

En este sentido, produce importantes efectos sobre la visión ya que la acomodación y la capacidad para seguir objetos con la vista se deterioran, incluso con niveles bajos de alcohol en sangre, generando además, efectos sobre la coordinación y la atención y aumenta el tiempo que una persona tarda en decidir qué debe hacer o cuándo actuar.

Asimismo, provoca falso estado de euforia, seguridad y confianza en sí mismo, subestimando el peligro y generando tendencia a transgredir las normas.

Por otra parte, se recomienda no mezclar nunca bebidas alcohólicas y medicamentos (ni siquiera los de herboristería y de venta libre), pues su eficacia podría verse reducida o podría aumentar su potencia hasta un nivel en el que resulten tóxicos y peligrosos.

Se debe evitar el acopio de bebidas alcohólicas en casa, pues eso podría favorecer no solo su propio consumo sino también el del resto de los integrantes del hogar; en este sentido, tener una charla con los niños, adolescentes y jóvenes de la familia sobre los problemas asociados con la bebida, será de gran beneficio para la convivencia y la salud.

Es importante saber que el alcohol está implicado en gran porcentaje de los accidentes de tránsito que provocan muertes o incapacidades definitivas y en esta instancia la Municipalidad cuenta con un servicio para la contención y orientación en adicciones, ofreciendo este canal de contacto, escucha y contención anónimo y confidencial, con el fin de orientar la solicitud de ayuda de cualquier persona que se encuentra atravesando una situación de consumo problemático de drogas, trastornos mentales, o bien familiares o allegados de personas con esta problemática.

En este sentido podrán enviar su consulta o inquietud al correo electrónico de [email protected] o por teléfono, mensajes o Whatsapp al (15) 409070, de lunes a viernes de 8 a 13hs; de esta manera se otorga un turno para una asistencia presencial o domiciliaria del Centro Municipal de Adicciones y Salud Mental que funciona en el CIC del barrio 30 de Mayo.

⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone? ⚡

    Escribe tu primer comentario!