Tiro Federal

Tiro Federal un club solidario y un gesto para imitar

6 días atrás     2019-05-17 13:54:09     Sociedad 0

Tiro Federal juega en la Liga Chascomunense y ampara a más de 200 menores. Ante la crisis, su dirigencia abrió las meriendas para los rivales de turno en busca de un gesto que busca ser multiplicado.

: 29

 

Leé también Cronograma de recolección de residuos para este fin de semana largo

Hay otro fútbol. Uno donde el éxito deportivo va por rieles distintos a los de las prioridades. La pertenencia como primer paso a que los chicos se sientan parte del club bien desde abajo para que después, de verdad, el club sea la segunda casa y no la calle. “Hay chicos que si no entrenan están en la esquina y hoy la droga corre como agua, esos pibes son los que no podemos perder”. La frase es de Julio Giribaldi, el presidente de Tiro Federal de Chascomús, un club humilde que desde la solidaridad intenta cambiar una realidad muy cruel con un enorme sector de la sociedad.

Los números hablan solos de la situación socioeconómica de Chascomús. Hasta 2015 había cuatro merenderos y comedores: hoy son 25. El latido del club es de raíces populares, por eso Giribaldi se quiebra cuando habla con INFOCIELO sobre sus dirigidos: “Algunos caminan 60 cuadras para venir, jugar, ponerse la camiseta…y no ganan, y a veces los golean, pero vienen y vienen con hambre” se sincera.

Tiro Federal es un espacio donde muchos de sus integrantes son marginados por la sociedad. El club durante mucho tiempo convivió con ese estigma: “Nosotros éramos los quilomberos, los marginados”, cuenta el presidente que ahora es la cara visible de una movida que busca replicarse.

“A principio de año empezamos con esta modalidad de darle el desayuno y algo de comer a los pibes de entre 13 y 17 años”, cuenta el presidente. Hay una explicación de por qué la atención se pone sobre los adolescentes y pre-adolescentes. Las categorías infantiles que van entre los 6 y los 12 años tienen, por lo general, el acompañamiento de mayores. Siempre hay alguien detrás del nene, pero con el correr del tiempo eso cambia: “Cuanto más se necesita la presencia del mayor o el adulto responsable, empiezan a ir menos” reflexiona Giribaldi.

El fútbol iguala

“Cuando se conoció lo que hacíamos con las meriendas, recibimos felicitaciones de otros clubes y de hecho ahora pasa que cuando vienen a nuestra cancha nos preguntan qué falta y traen cosas, facturas, leche, lo que sea”, celebra Giribaldi, que explica cómo se banca esta movida solidaria. “Tuvimos una reunión con el Intendente cuando asumimos y nos han ayudado con cuestiones operativas con el tema de predio. Después, para lo que es para los chicos, los que más ayudan sos negocios del pueblo, la solidaridad de la gente. Hay uno que es hincha de club y tiene una distribuidora y nos da gaseosas o galletitas, también hay un gremio que nos da una mano con la leche en polvo”.

“El amor nos moviliza. Es el club de nuestro barrio, algunos fueron jugadores, algunas chicas son nietas de viejos presidentes. Existe la identificación y sabemos que el fútbol iguala. El pibe que tiene todo tira paredes con otro que si no lo buscamos, se pierde en la calle”, relata el presidente y vuelve a emocionarse.

⚡ ¿Probaste nuestra web en Alta Velocidad en tu smartphone? ⚡
    Este comentario no ha sido publicado todavía. Escribe tu primer comentario!